Una de las principales ventajas de realizar campañas de marketing online es que no existe ningún medio de comunicación que nos permita hacer un seguimiento de la difusión de nuestros mensajes como podemos tener con Internet. La analítica Web es fundamental para poder identificar las acciones que nos permiten distribuir mejor nuestros productos y servicios a través de la red y, de ese modo, ser capaces de asignar nuestros recursos a aquellas que mejor ROI nos proporcionen. Si bien existen varias herramientas para cumplir este cometido no cabe duda que Google Analytics es una de las más fiables y potentes. 

Google Analytics es una herramienta ofrecida por Google y nos muestra cómo los visitantes encuentran nuestro sitio Web y cómo lo usan. De ese modo seremos capaces de mejorar nuestro sitio e implementar las acciones necesarias para que un mayor número de visitantes se conviertan en clientes. Google Analytics usa para este cometido una combinación de tecnología JavaScript y cookies de origen para reunir información anónima sobre los visitantes. Con Google Analytics es posible realizar un seguimiento exhaustivo del comportamiento de los usuarios de nuestro sitio Web. De dónde llegan, cuál es la página de aterrizaje que mejor resulta en los buscadores, qué les interesa o dónde pasan más tiempo son sólo algunas de las cuestiones a las que nos dará respuesta la herramienta. Podemos incluso, en el caso de que dispongamos de un formulario de búsqueda en el sitio, saber qué es lo que han buscado y cuándo. Entre otras cosas es capaz de aportarnos información relativa al tipo de dispositivo desde el se accede (ordenador, móvil, tableta), desde qué ciudad, las páginas vistas e incluso el sistema operativo empleado. Entre las últimas novedades se ha incluido una potente área de análisis de la interacción social del sitio Web que es capaz de registrar muchísimos parámetros.

Google Analytics Logo

Google Analytics Logo

Además y en el caso de que vendamos nuestro inventario a través de la Web del establecimiento es posible identificar uno o varios embudos de conversión al objeto de determinar en qué punto del proceso de compra se está produciendo el rebote y cómo podremos mejorar esa parte del proceso de conversión. Incluso si el sitio está basado en tecnología Flash o Ajax podremos hacer uso del seguimiento de eventos o de las visitas virtuales para poder hacer un seguimiento de la utilización por parte de los usuarios del sitio Web. Cualquier tipo de interacción puede ser rastreada y aportarnos información muy valiosa para mejorar nuestra oferta online. Por ejemplo, si tenemos un vídeo podemos saber cuántos usuarios lo han visto en al menos el 90% de su duración, lo cual nos aporta una idea del éxito del mismo.

Contar con gente cualificada en la herramienta es vital para poder extraer la información realmente valiosa y saber filtrar convenientemente el aluvión de datos que la herramienta nos proporciona. De ese modo podremos usar la información obtenida para ajustar mejor nuestra oferta a nuestro target potencial.