Establecer una campaña de anuncios a través de Google Adwords, el programa de publicidad online de Google, es una estupenda manera de permitir que nuestros anuncios se muestren a los usuarios en el momento exacto en el que están más interesados en los productos y servicios que ofrecemos. Con Google Adwords tenemos la capacidad de establecer eficazmente no sólo dónde y a quién se le mostrarán nuestros anuncios sino que además podemos, gracias a la combinación con el uso de Google Analytics, ser capaces de establecer los segmentos y el presupuesto que mejor optimice nuestra inversión publicitaria.

Para asegurar que nuestros anuncios online generan el mejor ROI posible es muy importante que la campaña sea diseñada correctamente considerando todas las opciones presentes en la plataforma, que son muchas y variadas. Y es que Google Adwords no son sólo los anuncios de texto que aparecen en los resultados de búsqueda sino que gracias a la denominada  Red de Display -miles de sitios web entre los cuales brilla con luz propia YouTube que permiten que Google coloque sus anuncios en los espacios previamente habilitados para ello-  es posible ubicar anuncios que contengan imágenes, animaciones en Flash/Gif, vídeos e incluso anuncios de Rich Media que garantizan un alto impacto entre los usuarios.

Además en el caso concreto del sector turístico será necesario considerar otra serie de factores. Desde el correcto enfoque que deberá adoptar una campaña, teniendo en cuenta si sus objetivos son de respuesta directa o de branding, hasta la configuración idiomática de la misma, circunstancia esta de vital importancia si queremos acceder a nuestros futuros clientes cuando estos están informándose o simplemente navegando por la web desde su país de residencia. Las opciones de orientación para nuestros anuncios son ilimitadas y es esta precisamente una de las principales fortalezas para su uso por parte del sector turístico. Igual que podemos orientar las campañas al exterior también podemos intentar acceder al turista una vez se encuentra en el destino -ideal en el caso de la oferta complementaria- a través de campañas que, por ejemplo, se orienten a dispositivos móviles a nivel local pero que sólo se muestren a los usuarios que tengan configurado su terminal en el idioma utilizado por los clientes a los que nos dirigimos. Otros factores de carácter más general también influyen en el rendimiento de nuestras campañas como por ejemplo la calidad de la página de destino o landing page pues este es clave para determinar la relevancia de nuestros anuncios y, con ello, el precio que habremos de pagar a Google.

 

 

Contar con el asesoramiento necesario a la hora de establecer acciones de este tipo es un paso muy inteligente ya que es necesario dedicar un tiempo a monitorizar regularmente la cuenta y obtener la información necesaria para que nuestras estrategias de optimización tengan éxito. Elegir una organización que cuente entre sus miembros con una persona certificada por Google para gestionar campañas en Adwords puede ser un paso muy importante para tratar de garantizar en mayor medida la rentabilidad de su inversión publicitaria.