La obsesión por los datos empíricos ha de ser una de las principales cualidades de cualquier buen analista SEM. Las visitas únicas, los rankings, el nivel de calidad de las palabras clave, etc… son los indicadores principales con los que habrá de trabajar. Sin embargo, no se debe perder la perspectiva de que, lo realmente importante, es la medición del impacto en las ventas de cualquier compañía que decida incursionar en el mundo de la publicidad online. Una de las maneras más rápidas de mejorar el ROI de una campaña que ya está en marcha es mejorar la tasa de conversión con el tráfico actual. Incluso una pequeña mejora de la tasa de conversión puede tener importantes consecuencias ya que nos abarata el canal lo que a la larga es una de las cosas que nos hará apostar por el mismo con más decisión.

En este sentido es vital tener en consideración una serie de características que harán que el contenido al que acceden las personas que hacen clic en nuestros anuncios sea lo suficientemente atrayente como para quedarse en el sitio el tiempo suficiente como para que sea susceptible de adquirir nuestros productos o servicios turísticos.

Nivel de calidad - Google

Nivel de calidad en Google

RELEVANCIA

Es obvio que cuando un usuario hace clic en cualquier anuncio existen unas expectativas que el propio anuncio le ha generado y que deberán encontrar una respuesta en el momento de su impresión o visualización en pantalla. Es importante, por tanto, que el usuario encuentre lo que busca en el momento de despliegue de nuestra landing page, esto es, la página que se le mostrará una vez haya hecho clic en nuestro anuncio. Este hecho disminuirá la tasa de rebote al facilitar el acceso a información relevante para el usuario. Asimismo, que los encabezados de primer nivel (H1) coincidan -al menos en cuanto a la utilización de palabras clave– con el texto del anuncio junto al hecho de utilizar imágenes adecuadas con respecto a la oferta son algunas de las más importantes medidas a implementar.

PROPOSICION

El usuario debe comprender rápidamente qué se le está ofreciendo. Además es importante en este momento hacerle saber, con un mensaje corto y eficiente, cuáles son las características competitivas de nuestra oferta que la diferencian de otras proposiciones de valor ya sea en un mismo entorno geográfico o incluso frente a la competencia de otros destinos turísticos. Una magnífica manera es poner a disposición de las personas interesadas en nuestro producto o servicio contenidos en diferentes formatos (imagen, texto, vídeo). Una buena landing page es aquella que teniendo suficiente información a disposición de los usuarios no llega a sobrecargarlos. Lo ideal es que toda la información que necesiten la puedan encontrar a pocos clics de donde se encuentren en ese momento.

CONFIANZA

Está empíricamente testado el hecho de que una página web que sea capaz de crear confianza en el consumidor convierte más eficientemente y tiene un ciclo de compra más corto. No en vano el escepticismo y la potencial falta de información de un usuario es lo que los motiva a investigar en el ciberespacio la mejor oferta disponible. Incluir certificaciones o insignias de comercio electrónico seguro son una magnífica manera de cumplir con este objetivo. Por otro lado, los detalles en el diseño de nuestra página de aterrizaje así como su calidad como instrumento de marketing online serán decisivos en la imagen que el consumidor se formará de nuestro negocio. Esto es muy importante dado que aunque no realice la compra a través de la web lo que vea en ella podrá influenciar su comportamiento aunque pensara reservar en nuestra propiedad a través de cualquier otro canal de distribución.

EMPATIZAR CON EL USUARIO

Debemos tener en cuenta que el usuario es una persona que está interesada en la oferta que hemos distribuido a través de la red. Por lo tanto es muy importante conocer cuáles son sus motivaciones y deseos y tratar de facilitar su consecución. Facilitarle el trabajo de investigación dentro de la web es una estupenda manera de mantener el interés de esa persona en nuestro producto y que tenga la seguridad de que gracias a la oferta que se le presenta va a poder cumplir sus deseos de relax, diversión, práctica deportiva, etc…

ELIMINAR LAS DISTRACCIONES

Cualquier pieza de diseño o contenido que hace que el usuario no avance en el proceso del ciclo de venta online puede considerarse una distracción. La utilización de tecnologías como JQuery nos permitirá impedir que los usuarios abandonen el proceso de conversión cuando quieran acceder a información dentro de la propia web. En esta misma línea deberíamos limitar la cantidad de información que el solicitemos al usuario. Aunque se traten de datos que nos sean de gran utilidad hemos de comprender que todo lo que sea dinamizar el propio proceso de conversión deberá primar en ese momento.