Uno de los elementos más importantes en la estrategia de comercialización online de cualquier establecimiento turístico alojativo es que la página web de la propiedad tenga una aceptable tasa de conversión. Para ello es fundamental contar con un motor de reservas que facilite la tarea al consumidor en el momento en el que pasa de ser una persona interesada en el producto que le ofrecemos a una dispuesta a pagar por el mismo. Por tanto su importancia es mayúscula durante el proceso de reserva puesto que es el instrumento que nos permitirá cerrar la venta. Elegir la herramienta más apropiada puede ser la diferencia entre una página eficiente o una que difícilmente sea capaz de generar el ROI adecuado. En ese sentido habrán de evitarse los procesos complejos que dificulten el propio proceso de conversión o que generen cualquier tipo de confusión al usuario con su utilización. No debemos olvidar que nuestra competencia no son sólo las páginas web de los establecimientos competidores sino incluso las de otras plataformas de distribución online como, por ejemplo, las de las Agencias de Viajes online que suelen contar con mecanismos bastante refinados fruto de su especialización. Por tanto es muy importante prestar la atención necesaria a la hora de decantarse por alguno de los sistemas presentes en el mercado para que dicha elección constituya un acierto tanto desde el punto de vista de la tecnología apropiada como en materia de costes.

 

Es muy importante que cualquier persona, incluso la que nunca haya hecho uso de un instrumento similar, no tenga problemas a la hora de llevar a cabo los pasos necesarios para realizar una reserva. Para ello deberemos prestar especial cuidado en que los precios de las diferentes opciones de alojamiento se muestren correctamente pero sin sobrecargar de información al usuario. Lo importante es que la atención de la persona se centre en los aspectos que mejor le ayuden a tomar la decisión de compra. Cuantas menos pantallas y clicks tenga que realizar el usuario para completar la reserva mayores posibilidades existirán de que el usuario se decante por realizar la compra directamente en la web del establecimiento y no la haga a través de una Agencia online. Por último y desde un punto de vista meramente económico, es vital considerar la mejor elección si lo que se quiere es utilizar esta herramienta para ofrecer algún otro tipo de servicio al cliente. Aunque lo principal sea vender la habitación, algunos de los motores más importantes permiten ofrecer al cliente la posibilidad de contratar otros servicios (Spa, excursiones, servicios complementarios…) e incluirlos en la venta a través del proceso de reserva. Asimismo, se deberá evaluar cuál de los modelos de pago más comunes –comisión por reserva realizada o precio fijo mensual– son los que más nos interesan para lo cual habrá que estudiar cada caso concreto.