La idea detrás de los “social media” está lejos de ser pionera. No obstante, parece existir una confusión entre el mundo de los profesionales –de marketing y relaciones públicas- y el de los investigadores académicos alrededor de qué debería ser incluido bajo este término y cómo los “social media” se diferencian de otros términos o conceptos relacionados y aparentemente intercambiables como Web 2.0 y UGC (User Generated Content o Contenido Generado por el Usuario). En este punto tiene sentido echar la vista atrás y aportar algunas claves acerca de dónde vienen los medios sociales y qué incluyen. La tendencia actual hacia el uso de los Social Media pudiera ser vista como una involución a los orígenes de la propia Internet en tanto que está retransformando la World Wide Web para lo que fue concebida inicialmente, una plataforma que facilitaba el intercambio de información entre los usuarios. Los avances técnicos realizados en los últimos veinte años permiten hoy en día tanto la mejora de los contenidos como el propio intercambio de la información.

En 1979, Tom Truscott y Jim Ellis siendo estudiantes de la Universidad de Duke crearon USENET, un sistema de discusión global que permitía a los escasos usuarios de Internet de aquel momento crear mensajes públicos. USENET (USErs NETwork) es uno de los sistemas más antiguos de comunicaciones online aún en uso. Aquí tenéis este enlace que muestra alguno de los posts más relevantes en su historia. Sin embargo la era de los “social media” tal y como la entendemos hoy en día comenzó en el año 1998 cuando Bruce Ableson creó “Open Diary”, la primera red social que pretendía unir a todos los escritores de diarios personales online en una comunidad. De hecho, la mayoría de las redes sociales de hoy en día están basadas en el modelo desarrollado por Ableson. Cuatro años antes, en 1994, se usaba el término Weblog por primera vez y al año siguiente sería transformado cuando uno de los blogueros originales separó el nombre Weblog en la frase “We blog”. Los primeros blogs apenas contaban con unas pocas herramientas técnicas de edición a disposición de los usuarios. La creciente disponibilidad de conexiones cada vez más rápidas a Internet por aquellos años hizo que el concepto se popularizara y sentó las bases para la creación de las redes sociales que conocemos, siendo My Space la primera de las grandes en surgir allá por el año 2003 seguida por Facebook en el 2004.

Aunque sólo la lista de las aplicaciones mencionadas anteriormente puede aportar una idea sobre el significado de “social media” una definición formal del término requiere primeramente clarificar dos conceptos relacionados que son frecuentemente nombrados en conjunción, esto es, Web 2.0 y UGC. Web 2.0 es un término usado por primera vez en el año 2004 para describir una nueva vía por la cual los desarrolladores de software y los usuarios finales empezaron a utilizar la WWW (World Wide Web) como una plataforma por medio de la que los contenidos y las aplicaciones podrían ser continuamente modificados por los usuarios. El desarrollo tecnológico en términos de hardware y software hace que la Web original 1.0 se vea sustituida por los blogs, wikis y proyectos colaborativos que caracterizan la Web 2.0 y que se dota de enormes facilidades para que el usuario pueda generar contenido propio. Aunque la Web 2.0 no se refiere a ninguna mejora técnica específica de la World Wide Web sí que es cierto que esta se caracteriza por una serie de funcionalidades que son necesarias para su funcionamiento. Entre ellas podemos nombrar a la tecnología Flash –un método muy popular para añadir animación, interactividad y tanto audio como video-, RSS –Really Simple Sindication, una clase especial de formatos de alimentación usados para publicar contenido que se actualiza con frecuencia tal como entradas de blogs o titulares de noticias en un formato estandarizado- y AJAX -Asynchronous Java Script, una técnica que recupera datos desde servidores web de manera asincrónica, permitiendo la actualización del contenido de una web sin que interfiera en la interfaz o el comportamiento de la aplicación. Por tanto, la Web 2.0 habrá de ser considerada como la plataforma que permite la evolución de los “social media”.

Si la Web 2.0 representa el fundamento ideo-tecnológico, el contenido generado por el usuario –UGC- puede ser visto como la suma de todas las vías a través de las cuáles la gente hace uso de los “social media”. Según la OCDE tal contenido deberá ser públicamente accesible a través una web o accesible a un grupo de usuarios de una red social, deberá disponer de una cierta cantidad de esfuerzo creativo y deberá haber sido creado al margen de rutinas o prácticas profesionales. La primera condición excluye al contenido intercambiado en correos electrónicos y mensajes instantáneos, la segunda la mera repetición de contenido ya existente y la tercera todos aquellos contenidos que hayan sido creados con el objeto ser comercializados o incentivar la comercialización de algún producto o servicio. Mientras que el contenido generado por el usuario ya estaba disponible antes de la Web 2.0 lo cierto es que la combinación de diferentes factores –disponibilidad de conexiones más veloces, herramientas a disposición de los internautas, irrupción de los nativos digitales en el ciberespacio…- hacen que el UGC actual sea fundamentalmente diferente del observado en el pasado. Basándonos en la argumentación aportada podremos ahora tratar de aportar una definición de los “social media” como aquellas aplicaciones basadas en Internet y desarrolladas en los fundamentos tanto ideológicos como tecnológicos de la Web 2.0 y que permiten la creación e intercambio de contenido generado por el usuario.

Dentro de esta definición general existen varios tipos de medios sociales que necesitan de una clasificación específica. No obstante, aunque mucha gente estaría probablemente de acuerdo en que Wikipedia, Youtube, Facebook y Second Life son parte de este gran grupo, no existe una clasificación para las diferentes aplicaciones de medios sociales. En tanto que nuevos sitios aparecen en el ciberespacio todos los días es importante que tal clasificación tenga en cuenta las aplicaciones que todavía están por llegar.

Para crear esa clasificación y hacerlo de una manera sistemática habrá que atender a diferentes parámetros como la riqueza del medio   y el grado de presencia social que éste permite. Además, con respecto a la dimensión social de los “social media” es evidente que en cualquier tipo de interacción social la gente tiene el deseo de controlar la impresión que las otras personas se forman de ella. Esto puede estar motivado por el deseo de ser influyente sobre otras personas o incluso sólo por el deseo de crear una imagen que sea consistente con su identidad personal. El motivo clave por el cual la gente se decide a crear su página personal es, por ejemplo, el deseo de presentarse a sí mismos en el ciberespacio. Por tanto, el grado de auto-revelación y el tipo de presentación que permiten también deberán ser tenidos en cuenta.

Clasificación Social Media. Kaplan & Haenlein, 2010

Clasificación Social Media. Kaplan & Haenlein, 2010

Cuadro Social Media